sábado, 2 de febrero de 2019

¿Y si cambiamos el paradigma?


El hincha Azul disfrutó de la semana más leprosa del año, en conmemoración a los 106 años de vida de la institución de sus amores.  Un banderazo en los portones del Parque General San Martín (con caravana incluida hasta el Bautista Gargantini), fue el puntapié inicial para los festejos. Continuó con un show a toda orquesta de Bye Bye, presentación del plantel profesional, desfile de disciplinas y un amistoso ante Barnechea de Chile. Ademas  Yamila Melisa Vera Lie fue electa Reina de la Vendimia Leprosa y representará a Independiente Rivadavia en la Fiesta de la Vendimia de Capital. La semana culminó con la tradicional Cena Aniversario en el playón del club y ahora se viene el debut ante Mitre. Desde Mundo Lepra queremos hacer una reflexión...


"Sos leproso o anti lepra" o "Todos saben que en Mendoza manda Independiente" son  frases que suenan en la provincia, las cuales demuestran una realidad: "Independiente Rivadavia es el club más popular y convocante de Mendoza". Pero la pregunta es: ¿se demuestra en los números y principalmente en la economía del club? No, de manera rotunda. 

Durante el segundo semestre 2018 por B Nacional, el Azul promedió entre 7 y 8 mil espectadores en el Bautista Gargantini, sin embargo, según datos extraoficiales la masa societaria a duras penas alcanza el 15% de esos espectadores. Además, ese porcentaje tampoco es ingreso neto para el club porque gran parte está representado por socios de las disciplinas, quienes abonan la cuota correspondiente a su actividad y un plus para ser socios. Sólo ese plus administra la institución como cuota social.


Paradójicamente cuando la economía se encontraba estabilizada y se logró el arribo jugadores de mucho renombre, lo deportivo no acompañó. Hoy con un equipo sin tantas figuras, lo deportivo funciona (mucho más que en aquellas épocas) pero, la economía aprieta y mucho. Todos deseamos un club mejor, plagado de actividades, beneficios y ordenando económicamente, aunque la realidad también indica que estamos lejos de ese sueño. Reconocer la realidad es el primer paso para sentar las bases del futuro que queremos y deseamos. 

Todos los hinchas leprosos debemos reflexionar y tomar realmente conciencia de la importancia de ser socio. Es momento que intentemos dejar atrás las últimas dirigencias que jugaron con nuestra ilusión y administraron de manera paupérrima la economía del club. Si bien hay acciones que suman como la de la Filial Las Heras donde donó lo recaudado en el banderazo a Ciudad Deportiva, la repintada de la platea cubierta del Bautista Gargantini y de la nave de la Perla de Carrodilla, la de un grupo de socios llamados "Esto es la Lepra" haciendo la cancha 4 de Ciudad Deportiva o la ayuda del grupo "Semillero Azul" refaccionando de manera completa los camarines locales, no alcanza y falta. Además cabe destacar la ayuda permanente desde hace varios años del grupo Unidos por la Ciudad Deportiva, quienes pintaron últimamente la nave del predio y colaboran incansablemente por mantener la infraestructura de la cantera. También es importante que los simpatizantes que no sean socios, eviten la compra de entradas truchas o la reventa porque ese ingreso sólo favorece a quien lo lleva a cabo y no a la Lepra. 



Independiente Rivadavia siempre fue un pionero con la primer tribuna de cemento o el primero en tirar papelitos, y esta no tiene que ser la excepción. En Mendoza esta instalado el paradigma de que el mendocino promedio no es asiduo a ir a la cancha y mucho menos a ser socio de un club, que esa virtud solo es para los equipos de Buenos Aires. ¿Acaso Independiente Rivadavia es menos que los equipos de la capital del país? ¿Será que la Lepra esta condenada a tener pocos socios?.

"A Independiente lo hace grande su gente", es quizás la frase que más nos representa como hincha porque el simpatizante leproso siempre estuvo y la peleó hasta el final a pasar de los golpes, las decepciones y los perjuicios. Hoy el club necesita nuevamente del hincha y la mejor forma de ayudarlo es siendo socio porque la cuota social es el ingreso más  puro y beneficioso para el Azul. 



Nuestra tarea como hincha es ser socio con cuota al día y no morosos, ni pedir que nos perdonen la deuda cuando contrajimos esta responsabilidad. No pagar diciembre, enero o febrero y pedir que esa deuda sea perdonada perjudica a Independiente Rivadavia. Ser socio es asumir un compromiso, el mismo que adquirimos cuando contratamos algún servicio pago, donde, si no abonamos se nos suspende el servicio y para reincorporarlo debemos saldar lo adeudado, más intereses (Independiente Rivadavia no cobra intereses).





Por su parte, será tarea de los dirigentes saber administrar esos ingresos correctamente, brindarle beneficios al socio y buscar sponsors que ayuden con la economía. Es su obligación recobrar y mantener la confianza que el hincha depositó en ellos. El leproso no quiere ni se merece dirigentes que generen suspicacias, sino dirigentes que caminen el club y atiendan las necesidades del socio de forma honesta y desinteresada.



Desde Mundo Lepra creemos que llegó la hora de ser pioneros y que entre todo podemos cambiar el paradigma. El pueblo leproso debe volver a confiar, debe volver a ser socio y, en conjunto con la dirigencia tirar para un mismo lado porque el beneficiado será Independiente Rivadavia, el club que tanto amamos. ¡Llegó la hora de sentar las bases del futuro que nos merecemos!


A continuación te dejamos los precios para ser socio del club:





Por Jonathan Moyano
Fotos: Osvaldo Gagliardi y
Ciudad Deportiva

0 comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © 2014 Mundo Lepra - El sitio nº 1 del Club Sportivo Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top