miércoles, 27 de febrero de 2019

Lo que siempre soñó el hincha: ¡El gigante está despierto!



Independiente Rivadavia disfruta de un gran pasar en la Primera B Nacional pero el club no es solo fútbol y es emocionante ver el crecimiento de la institución en los últimos años. Los clubes son focos de contención y la Lepra alberga cada día más personas.

"Una hora en el club, una hora menos en la calle" es una frase que representa la realidad del país y la importancia de los clubes. Durante años Independiente Rivadavia fue foco de contención pero, lamentablemente dejó de serlo, se durmió, se puso o lo pusieron de rodillas. Sin embargo, esa historia es de un pasado que ya no importa porque hoy el gigante está despierto y se levanta cada día más.

Durante años el socio e hincha leproso fue testigo de como su club se deterioraba y se caía a pedazos. Las disciplinas que había dejaron de existir y Ciudad Deportiva dejó de interesar. La economía no ayudaba y el fútbol tampoco acompañaba. Pero desde hace unos años, la historia empezó a cambiar e Independiente vuelve a ser ese club de contención.

Hoy Independiente Rivadavia a nivel disciplinas cuanta con Hockey sobre césped que alberga niños desde los 4 años y no tiene limite superior de edad, Hockey sobre patines donde tenemos escuelita hasta los 12 años, reserva y primera; Futsal Masculino que abarca desde divisiones inferiores y formativas hasta la edad de primera, Futsal Femenino que presenta sólo primera , Fútbol Femenino con escuelita, formativa, primera y a partir de marzo incorpora la división Mayor. También está el Fútbol, con la escuelita, infantiles, inferiores, afa, primera local y el equipo de primera división.

Además, la Perla de Carrodilla, esa que tan en el olvido quedó, posee a su propia gente que lucha por ella y hace cosas magníficas para verla más radiante que nunca. Ayer, Semillero Azul llevó a cabo la presentación de los nuevos camarines de Ciudad Deportiva y reconoció a Fernando "Pato" Colucci, Carlos Filizola, "Esto es la Lepra" y la agrupación "Unidos por la Ciudad Deportiva" por sus constantes apoyos a las inferiores y a la recuperación del predio.

Si, la Lepra volvió a ser ese club que alberga niños, jóvenes y personas adultas. Un club plagado de amor, pasión y ruido. El ruidos de la vida social que volvió a tener y que nunca debió perder. Y aunque todavía falta mucho por hacer, el camino es el correcto y el Azul ya se despertó.

Por Jonathan Moyano
Foto: Mundo Lepra

0 comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © 2014 Mundo Lepra - El sitio nº 1 del Club Sportivo Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top