martes, 12 de febrero de 2019

¡El premio por no salir corriendo!


La décima quinta fecha culminó con un sabor dulce para Independiente Rivadavia. El equipo de Gómez superó ampliamente a Chacarita, dejó atrás la injusta derrota ante Mitre y se acomodó en el lote de arriba. El pueblo leproso se ilusiona y disfruta de este merecido presente por todo lo que soportó en estos últimos años.
Independiente Rivadavia es el equipo más popular de Mendoza y vive un presente soñado. Los hinchas anhelan entrar al reducido o incluso ascender de forma directa y el nivel de juego de la Lepra les permite ilusionarse. Además, los resultados de los equipos de arriba acompañaron al Azul, que quedó a 5 unidades de la punta, con 9 partidos por jugar y una fecha libre por cumplir. Del lote de arriba, sólo debe enfrentar a Sarmiento en la Catedral y a Nueva Chicago en Mataderos, el resto de los cotejos serán ante equipos que hoy militan de mitad de tabla para abajo.

Por primera vez en 10 años, Independiente Rivadavia se puede preocupar exclusivamente por llegar a primera y es un premio merecido para el pueblo leproso que bancó las malas. El hincha Azul vio como su equipo se convirtió en un verdadero verdugo de la categoría (todo equipo que lo enfrentó en el descenso, terminó descendiendo) pero el costo fue altísimo porque el mal humor, la desazón, la preocupación, el insomnio y el sufrimiento se apoderaron del simpatizante. 

Durante gran parte de sus estadía en al B Nacional, la Lepra adquirió jugadores de muchísimo renombre (Ariel Ortega, Sebastian Romero, Claudio Fileppi, Marcos Brítez Ojela,  Victor Piriz Alves, entre otros) que pasaron sin gloria y con muchísima pena por la institución. También entrenadores de renombre como Ricardo Rodríguez, Daniel Córdoba, Fernando Gamboa, Claudio Úbeda, Enrique Hrabina, Jorge Ghiso, que no dieron la talla. Todos estos nombres, acompañados de pésimas administraciones y malas campañas deportivas sumergieron al club en un crisis económica, la cual todavía no puede superar y una deportiva, que superó gracias a Martín Astudillo, Alfredo Berti, Gabriel Gómez y las inferiores. 


Probablemente la campaña que empezó Astudillo y culminó Berti será la mas recordada por la cantidad de puntos obtenidos. También porque fueron más de 300 días de pesar y sufrimiento, sin poder salir de la zona de descenso directo. Sin embargo, esas 300 noches no fueron excusa y el hincha siempre alentó. Tampoco se olvidará la del año pasado (con Gabriel Gómez  ya a la cabeza) donde Independiente salvó la categoría en la ultima fecha, a pocos minutos del final del encuentro y con un Gargantini ensordecedor. Sí, cuando el equipo más lo necesito, el hincha respondió. 

De lo malo surgen cosas buenas e Independiente Rivadavia es claro ejemplo. Las deudas generadas obligaron a disminuir el presupuesto del equipo y la institución se vio obligada a mirar más hacia adentro y menos hacia afuera. Así empezó la apuesta por las inferiores y surgieron muchos canteranos hasta alcanzar este gran presente. Ante Chacarita fueron 8 los convocados que surgieron de Ciudad Deportiva: Julián Navas, Luciano Sánchez, Santiago Úbeda, Federico Guerra, Lautaro Disanto, Cristian Lucero, Lucas Fernández (debutó ante Mitre) y Pablo Palacio (debutó ante el Funebrero)   

Nadie sabe que le deparará el futuro a este Independiente pero, el pueblo leproso está feliz, contento e ilusionado por todo lo que soportó durante tanto tiempo. De local siempre se alentó y de visitante, de alguna u otra manera se acompañó. El día, la hora o el lugar jamas fueron impedimento para que los hinchas sigan al equipo. 


Mendoza está ilusionada y tiene con que ilusionarse porque Gabriel Gomez y sus dirigidos demostraron que desde el silencio, con sacrificio, humildad y compromiso se pueden lograr grandes cosas.  Párrafo aparte para  Aracena  y sus compañeros, que son las figuras de este equipo, figuras tan accesibles y con los pies en la tierra, que pasan desapercibidos.

Amigo leproso en las malas usted lloró, sufrió y se desveló por el promedio  pero, jamás abandonó. No piense en el futuro y disfrute del presente que es lo que siempre soñó, es su premio por no salir corriendo...

Por : Jonathan Moyano
Fotos: Nicolas Rios         
Osvaldo Gagliardi




0 comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © 2014 Mundo Lepra - El sitio nº 1 del Club Sportivo Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top