sábado, 24 de marzo de 2018

La Lepra, a velocidad 3G



Otra vez Independiente pisó fuerte en tierras forasteras y en el último suspiró se trajo un valioso triunfo ante Villa Dálmine por 1-0. En un partido cerrado y donde los dos jugaron con diez, la pelota parada fue la llave para abrir el partido. Gastón Germán González se vistió de héroe en Campana y anotó el gol de una victoria importantísima.

No lo den por muerto ni aun muerto. Independiente Rivadvia volvió a golpear con fuerza fuera de casa. Cuando parecía que todo se tornaba oscuro y la situación del Azul se volvía una verdadera pesadilla, apareció "Triple G" Gastón Germán González, quien recibió sólo en el área y le regaló a la Lepra una vida más. Un atisbo de rapidez, un rayo, con velocidad 3G.

Porque los hinchas están condenados a sufrir cada partido de su equipo. El calvario por el que pasan los leprosos ya lo tienen hecho carne. Saben que los azules son así de sufridos, y que hasta el último segundo no está nada dicho.

El partido no dio demasiados indicios de que sería bueno. Los muchachos de Gómez intentaron ser verticales a la hora de atacar, con un Irañeta que se mostró activo por la izquierda, mientras que Piergiácomi buscó por el otro lado. Gissi ganaba en las alturas, pero era inofensivo para los centrales violetas.

El que movió los hilos fue González, el volante que siempre se viste de eje de ataque en el Azul. Al local le costaba generar juego y se dedicó más a cortar el mismo que a intentar llevar peligro al arco de Aracena. Hubo poco para ver en el primer tiempo, aunque las más claras para la visita estuvieron en los pies de Gissi, Piergiácomi e Irañeta.


Las cosas cambiaron en el segundo tiempo. A los 4' Kevin Gissi cometió una falta infantil y Arasa lo terminó expulsando. A partir de ahí, parecía que Independiente estaba prácticamente condenado. Los nubarrones ya se veían en su cielo. Pero, como tantas veces, el Azul no se amilanó con el hombre menos y se paró firme, aguantando los tibios embates del Viola, que poco hizo para aprovechar el hombre de más.

A los 26' Ramiro López era expulsado en el local y las cosas volvieron a cambiar drásticamente. A los 41' Navas fue a luchar una pelota con dos jugadores de Dálmine, que increíblemente chocaron entre sí y dejaron al lateral sólo contra el área; metió el centro rasante, Lucero se pasó y Méndez, en soledad, se apuró y tiró la pelota por arriba.

Pero había que seguir soñando, a los 48', la última bola de la tarde fue para Disanto que puso un gran centro para que González (en soledad) fusiló a Perafán y le regaló otra victoria a su gente. Delirio azul en Campana, pero más locura y desahogo en Mendoza.

Otra vez, el cuadro del Parque ganó fuera de casa y sueña con quedarse. Deberá cumplir en la Catedral y vencer a Gimnasia de Jujuy en la próxima fecha. Sin dudas que jugando con la garra característica de la mística azul se puede. Este equipo de Gómez tiene cobertura 3G y no se puede quedar sin señal porque quiere seguir en la "B" Nacional.


Síntesis

Villa Dálmine (0):
Martín Perafán; Franco Flores, Nicolás Cherro, Juan Celaya, Leandro Sapetti; Renso Pérez, Gonzálo Papa, Ramiro López; Nicolás Sánchez; Pablo Burzio, Jorge Córdoba. DT: Felipe De la Riva.

Independiente Rivadavia (1): Cristian Aracena; Julián Navas, Alejandro Rébola, Mauro Maidana, Franco Negri; Franco Piergiácomi, Gastón Gonzalez, Santiago Úbeda, Ignacio Irañeta; Milton Céliz, Kevin Gissi. DT: Gabriel Gómez.

Gol: ST 48' González (IR).

Cambios: al inicio de ST, Lautaro Disanto por Piergiácomi (IR); 20' Cristian Lucero por Céliz (IR); 21' Federico Jourdan por Pérez (VD); 27' Francisco Nouet por Sánchez (VD); 31' José Méndez por Irañeta (IR); 35' Favio Durán por Córdoba (VD).


Incidencias: Expulsados ST 4' Gissi (IR); 26' López (VD).

Árbitro:
Nazareno Arasa.

Estadio: El Coliseo.


Por Emiliano Bartolomeo.
Foto: Fotoreporter



0 comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © 2014 Mundo Lepra - El sitio nº 1 del Club Sportivo Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top