lunes, 18 de septiembre de 2017

Esos chicos son como bombas pequeñitas


Independiente Rivadavia sumó ayer un punto ante Nueva Chicago en el arranque del campeonato de la B Nacional, con una gran performance de sus jugadores surgidos de las inferiores. La Lepra cumplió con un muy buen partido y demostró que tiene con qué. Acá nuestro análisis sobre la primera presentación. 



En la previa era un debut bastante complicado. Es que Mataderos siempre es un recinto difícil para cualquier equipo y más teniendo en cuenta que comenzar como local es un plus para el rival. Chicago no fue ningún cuco, pero esto se dio gracias al buen funcionamiento del Azul. Sin embargo lo que falló fue la definición en el equipo de José Romero, ya que hubo muchas chances de gol que no se concretaron. 

Clave para esto fue el rendimiento de los canteranos leprosos que ayer estuvieron en cancha. Y acá está lo más destacable para quien escribe estas líneas: la importancia del crecimiento futbolísitco de los jugadores que han sido producto de las inferiores del club. Hoy estos jóvenes parecen no incomodarse por el contexto del partido y tienen la chispa para agrandarse cada vez más y más.


Empecemos de atrás hacia adelante. Los laterales fueron de lo mejor del match. Julián Navas fue la figura del juego (con tres chances claras de gol) y Luciano Sánchez jugó un gran partido por su sector. El defensor rubio pasó como al ataque durante todo el juego mientras que el Cheche no se quedó atrás y hasta habilitó a Méndez en el gol.

En el mediocampo Mauro Cerutti fue el único en ese tramo de cancha y el pibe lo hizo de gran manera. Corrió mucho, fue certero con la bocha y casi clava un tiro libre al ángulo. Mientras que adelante José Méndez fue desequilibrio constante para los defensores de Chicago. El Loco volvió enchufadísimo, anduvo tirando diagonales en el frente de ataque y marcó el gol leproso.

Por su parte, Lautaro Disanto entró unos minutos para sumar y no fue suficiente para hacer una gran evaluación. El pibe tranquilamente está para ser titular siempre, pero por ahora la rema desde el banco de suplentes. Cabe destacar que la Joyita fue fundamental en el esquema de Berti durante la temporada pasada para conservar la plaza en la B Nacional.

Esto, sumado a buenas apariciones que tuvieron los refuerzos Juan Manuel Cobo, Matías Abelairas y Kevin Gissi, hace que Independiente sea un potencial equipo que puede ser nuevamente un rival duro de vencer en la categoría. El viernes será una nueva oportunidad frente a San Martín de Tucumán, en el Gargantini, para revertir el único punto negativo del debut: la puntería. 

Por Juan Ignacio Villarroel
Foto gentileza: Télam

0 comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © 2014 Mundo Lepra - Sitio no oficial de Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top