jueves, 13 de julio de 2017

Los romperedes del Parque

 Cristian Tarragona y Diego Cardozo convirtieron trece goles cada uno, lo que totalizan 26 tantos de los 45 que tiene la Lepra en el presente torneo. La historia de dos artilleros que se ganaron el corazón de la parcialidad leprosa, una dupla letal y de temer... 


Uno vino a ganarse un lugar silbando bajito y trabajando en silencio; el otro, un viejo conocido que regresó porque quería una segunda oportunidad. Uno es delantero de área, potente y goleador, capaz de abrir defensas, empujando a los centrales rivales; el otro un carrilero con llegada, zurda con clase y pegada exquisita. El primero se ganó a los hinchas azules marcándole un gol al Lobo en el Legrottaglie; el segundo, a puro gol y "huevo" en cada partido que jugó con la casaca azul. Uno zurdo, el otro derecho; uno volante, el otro delantero. Sí señores, hablamos de Diego Cardozo y Cristian Tarragona.




La gran campaña de la Lepra en el presente torneo es producto del gran momento de ambos jugadores. El zurdo, que volvió al club donde se sentía cómodo, se convirtió en uno de los pilares del once titular, primero para Astudillo, y luego para Berti. Un carrilero con gran visión para los centros, gran calidad con la pelota en los pies y al que le sumó una soberbia pegada en las pelotas paradas. Un arma letal con la que cuenta la Lepra en cada partido que juega. Porque es un gran tirador, y además, un volante con mucha llegada al área.

"Tarragol" lleva el gol tatuado en la piel. El "Toro" del Parque se las ingenia para generarse los espacios sólo. Con calidad en los pies, lucha y (siempre) gana contra los centrales de los rivales, aprovechando su físico privilegiado y su velocidad en el pique corto. Además, el olfato goleador que lo pone en el lugar indicado cuando la pelota queda boyando en el área. Además, es vital para generar espacios en los ataques de Independiente.

Y destacamos a estos dos jugadores porque sólo entre ellos dos, suman casi la mitad de los goles de la Lepra en el campeonato. Ambos tiene 13 goles cada uno, y juntos suman 26 tantos, de los 45 que tiene el Azul.
Cuando Cardozo y Tarragona no estuvieron en cancha, a Independiente le costó horrores ganar los encuentros, e incluso buscarles un reemplazante a ambos. Con ellos en cancha Independiente logró este formidable sprint final que lo aleja de los puestos de descenso, y lo acerca a la salvación. Todavía quedan tres fechas más, ¿Quiénes serán las próximas víctimas?



Por Emiliano Bartolomeo

Fotos: Nicolás Ríos




0 comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © 2014 Mundo Lepra - Sitio no oficial de Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top