domingo, 19 de febrero de 2017

Un gigante que quiere dar pelea


Independiente Rivadavia ya no es lo que era, éste gigante que estaba de rodillas hoy está de pie y quiere dar pelea. El Azul del parque dejó de ser solamente un club de fútbol para convertirse en institución deportiva que alberga niños, jóvenes y adultos. Les brinda contención y les enseña a luchar por sus sueños. Un futuro mejor los espera.


La Lepra recuperó el camino que muchos años transitó pero que tristemente había perdido: ser un club social. Volvió a ser esa institución que saca a niños, jóvenes y adultos de la calle para brindarles un deporte, una actividad física, nuevos amigos, nuevos pasatiempo, nuevas oportunidades.

Ingresar al Bautista Gargantini despierta alegría, fascinación, orgullo. Al atravesar el gran portón azul de Avenida Las Tipas te encuentras con miles de sueños que te erizan la piel. Miras hacia tu izquierda, hacia tu derecha, hacia el frente y observas chicas haciendo hockey o practicando fútbol; los varones con futsal; padres observando como aprende su hijo y dirigentes caminando el club.

Pero esto es sólo una parte porque también está la Ciudad Deportiva, esa que hospeda el fútbol de las inferiores y que atrae a cientos de hinchas, que trabajan día a día por ella, para que brille como lo hacía en sus mejores épocas.

Las nuevas disciplinas y la Ciudad Deportiva le brindaron a Independiente Rivadavia la posibilidad de levantarse y dar pelea por que los momentos de gloria van a volver y el pueblo leproso está más unido que nunca. En las últimas horas el vestuario local fue remodelado a nivel europeo y eso es otra muestra de que algo en la Lepra cambió para bien.

Por Jonathan Moyano
Foto: Osvaldo Gagliardi

0 comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © 2014 Mundo Lepra - Sitio no oficial de Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top