jueves, 26 de marzo de 2015

¡Treinta y tres son mejores!



La importancia de la numerología en la vida a veces resulta muy importante y útil para las personas. Tal es así que luego del clásico ante Gimnasia y Esgrima, uno de los factores que llamó la atención fue la importancia del número 33.

En el truco (juego de naipes popular en Argentina) existe la llamada Mano Brava, que significa tener el número más alto para ganar el envido -de pinta espada- y el macho. Esto se podría relacionar también como una perlita más que nos dejó el derby mendocino. Porque así fue: Independiente Rivadavia le ganó de mano a Gimnasia y estiró su paternidad.

Y acá es cuando esta loca asociación de factores tiene su justificativo. El treinta y tres estuvo más presente en el lado azul que en el blanquinegro. Cuando el partido se puso más complicado para el equipo de Garnero, el Flaco Pereyra apareció y marcó el tercero de la Lepra en el minuto 33. 

Pero no todo terminaría allí. Con la victoria consumada, la Lepra estiró su paternidad en los clásicos y demostró que el Lobo no vence a Independiente en torneos de AFA desde hace 33 años. En realidad nunca pudo vencer en dichas competencias. 

En 1982 se enfrentaron por primera vez en los viejos Torneos Nacionales y hasta el día de la fecha ya se han cumplido treinta y tres años de invicto leproso. Ya son más de tres décadas de paternidad azul en partidos de relevancia nacional. 

Leprosos y mensanas han disputado clásicos en Torneos Nacionales, Primera B Nacional, Argentino A y Torneos del Interior. ¿Los resultados? En 14 partidos, 10 victorias de Independiente Rivadavia y 4 empates. ¡Falta envido y truco!


Foto: Nicolás Ríos
Copyright © 2014 Mundo Lepra - Sitio no oficial de Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top