martes, 9 de abril de 2013

Siempre un poco más




A la Lepra la pusieron en un día y horario desfavorable para que el público asista en masa. Pese a esto, más de 10.000 personas demostraron porque el Azul es el más popular de Cuyo. Así se lo reconocemos al hincha. 




¿Cuánto más, vivir así cuánto te puede costar? ¿Mucho? No, no, casi nada. Vos ya estás acostumbrado a que cuando las cosas pintan mal en el club volvés para el Gargantini y a la popular del Sur.

Al hincha y al resto de Mendoza ya nada los sorprende. Independiente en los últimos años ha penado en la zona baja de los promedios y esto, en cualquier otro equipo del medio local, haría que el simpatizante se borre. Pero acá no es caso. 

Ayer, en día laborable y horario de comercio, a minutos de que arranque el partido, la cantidad de gente no llegaba las mil personas. Sin embargo, de a poco las gradas comenzaron a coparse de banderas, paraguas, adultos en traje que se había escapado del trabajo y hasta jóvenes vestidos de escolares.

Pese al golpe del penal inventado por Castro, que desembocó en el gol de Encina, la Catedral lucía poblada. Ahora, las más de 10.000 personas no se merecían ver lo que hizo el equipo en cancha. Pero, bueno, ese no es el punto en esta nota. El punto es  reconocer y destacar  al pueblo azul. 

También, es sabido que varios prendieron ayer la  tele para ver las tribunas y hacer alguna cargadita o jodita folclórica. Pero, pese a quien le pese, tuvieron que cambiar de canal o apagar la TV. Eso lo genera, únicamente, Independiente Rivadavia.

Efectivamente, la provincia se divide en los que dejan todo por su club y los que odian a ese club y le desean el mal. Pero en la cancha se ven los pingos y en las gradas los fieles. 

A la Lepra ya no le queda horario por jugar. Lo ha hecho en días de semana y hasta en horarios matutinos, sin embargo, en las peores rachas, el devoto de la azul responde. 

¿Puede mi infierno ser mucho más cruel que tu cielo? Sí, en realidad lo es, y sólo una frase me llena el corazón: Volveré siempre a verte por amor y porque así lo siento. 

(Foto: Maximiliano Perón)




Copyright © 2014 Mundo Lepra - Sitio no oficial de Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top