martes, 16 de octubre de 2012

Muchos resultados, poca identidad



La Lepra ha tenido un gran arranque y conseguido resultados, pero no se ha visto un estilo de juego lo que hace un inicio de torneo más que positivo. Independiente Rivadavia tiene muchas variantes para conformar el equipo. Hay dos o más jugadores por puesto y otros que pueden ser polifuncionales en distintos sectores pero le falta maduración.


Pasaron 10 fechas de este torneo de Primera B Nacional y el arranque del Azul ha sido más que auspicioso. Si bien está al borde de la zona de descenso directo, le ha descontado muchos puntos a los rivales en la pelea y hasta hace una fecha atrás se mantenía como único invicto y en lo más alto de la tabla.

El deseo estaba pero pocos imaginaron un inicio así de torneo en la pretemporada. Lo cierto es que la Lepra comenzó a sacar resultados sin desplegar un juego brillante pero sirvió para ganar los partidos que perdía en campañas anteriores.

¿Se le exige mucho a este equipo? Sí, pero porque tiene variantes y material. La defensa ha sido el punto más alto en lo que va del torneo Sbuttoni, Agüero, García rindieron con creces y los que entraron no hicieron sentir las ausencias.

En el medio igual, los buenos rendimientos hicieron que jugadores como Guerra, Nanía, Sena y en su momento Longo quedaran relegados y a la espera. Arriba pasa lo mismo, a fuerza de goles Píriz Alvez se ganó el puesto; Gómez con su entrega lo mismo y otros como Balsas y Caballero quedaron en el banco o el mismo Lorenzo, que la rompe en Liga, sin posibilidades.

Plantel hay, jugadores también, pero da la sensación que a este Independiente le falta una identidad. El hecho de cambiar el esquema de local, de visitante, cuando el equipo va perdiendo o cuando el reloj empieza a apretar, hace que se vea un equipo chato y sin ideas de mitad de cancha para adelante.

La tenencia de balón es una característica de este equipo, eso hace que no le generen muchas situaciones en contra. La intención de jugar por abajo, utilizar los costados o abrir el partido con una pelota parada, también lo son. Pero algo falta, el equipo ataca y no genera esa sensación de que el gol está cerca, no hay una profundidad en ataque, no es determinante.

El inicio ha sido muy bueno ya que el equipo ha mostrado regularidad y una línea. Le cuesta ganar de local pero eso se está supliendo de visitante. El torneo es largo y recién comienza, si la Lepra logra trabajar esos aspectos que están faltando hoy en día, saldrá rápido de la zona roja y empezará, sólo, a pensar en los puestos de ascenso.  

(Foto Gentileza Fotoreporter)
(Por Nicolás Estrada)
Copyright © 2014 Mundo Lepra - Sitio no oficial de Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top