domingo, 16 de septiembre de 2012

El agasajado Nº2



Partido aparte tuvo Gabriel Solís el viernes pasado. El volante se llevó la ovación de todo el estadio y las palmas se fundieron en aplausos para uno de los jugadores protagonistas del ascenso del año 2007.


Por segunda vez en lo que va de la temporada, se vive una situación más que agradable para un jugador rival. Ya había pasado en el partido con Douglas Haig cuando el Bati Aranda se llevó todas las miradas y el cariño de la gente, como así también una plaqueta por parte del club.

Esta vez fue el turno de Gabriel Solís que también tuvo su momento de gloria antes de comenzar el encuentro, cuando más de 16000 almas lo aplaudieron de pie y luego corearon “Gabi, Gabi, olé, olé, olé, olé” para sacar una sonrisa en un jugador que estuvo más de cinco años y medio en la institución.

El volante central fue uno de los responsables principales del ascenso del equipo al torneo de Primera B Nacional en el año 2007 en una de las mejores campañas que realizó Independiente Rivadavia en los torneos de ascenso.

Además de ser un gran jugador dentro de la cancha, lo fue siempre en los vestuarios siendo un líder positivo que nunca tuvo conflictos con sus compañeros y acompañó desde afuera cuando no estuvo entre los titulares como pasó recientemente cuando jugaba Guerra en su lugar. Más que merecido el breve homenaje que se le brindó.

Foto: Agencia Fotoreporter
Copyright © 2014 Mundo Lepra - Sitio no oficial de Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top