miércoles, 22 de agosto de 2012

EL ANÁLISIS: FECHA 1



Partido complicado desde todos los aspectos, la Lepra no pudo plasmar su juego ante las adversidades que se le presentaron pero terminó consiguiendo un punto que invita a creer.
El esquema ofensivo con tres hombres en defensa, cuatro en el medio y tres en ataque, apostando a manejar la pelota por el piso e intentando llegar en conjunto al área rival, no se pudo concretar. Desde un inicio, el mal estado del terreno puso las condiciones que se iban a desarrollar durante los 90 minutos.
Pelotas dividas, abuso del pelotazo, pocas asociaciones colectivas y un partido que se hizo de ida y vuelta pero sin peligro en las áreas. Nada de lo que venía practicando el Azul, que realizó su pretemporada en terrenos más duros donde la pelota se trasladaba de manera rápida por el campo.
En cuanto a lo actitudinal, el equipo respondió con creces y mostró desde un comienzo una mentalidad ganadora. La parte táctica se dejó de lado y el juego se trasladó a la mitad de cancha donde los volantes empezaron a ser determinantes en el desarrollo global. Recuperando y apostando al pelotazo, así fueron los primeros 45 minutos del Azul.
Gómez fue importante con su velocidad y pudo generar riesgo pero nadie lo acompañó, Ferradas hizo el desgaste físico pero la pelota no le llegó con claridad por lo que Píriz Alves estuvo solo arriba esperando por una chance de gol que no iba a llegar en todo el partido.
Lo mejor del equipo se vio en la parte defensiva que demostró seguridad en una zona donde la Lepra sufrió muchas bajas. Agüero y Sbuttoni tuvieron un buen debut afirmándose en cada pelota dividida, Aveska mostró el rigor que lo caracteriza y Ayala brindó seguridad en cada pelota que le tocó intervenir.
Alvacete y Quiroga colaboraron en la parte defensiva, pero a la hora de atacar se notó que la cancha les pasaba factura, Toledo arrancó de menor a mayor y cuando se puso en sintonía con Brítez Ojeda no hizo que se sintiera la ausencia de Federico Guerra y Marcos demostró que sigue en el buen nivel con el que terminó la temporada pasada.
Independiente intentó y fue en búsqueda de los tres puntos, pero se le hizo cuesta arriba cuando se encontró con la pelota en su poder. Sin embargo, no es malo el punto que se trajo de Isidro Casanova, pensando en que tendrá revancha ante su gente el próximo sábado cuando enfrente a Douglas Haig.
Copyright © 2014 Mundo Lepra - Sitio no oficial de Independiente Rivadavia | Diseñado por
Scroll To Top